Para entender tus miedos empieza por visualizarlos

 

Seguro que has dejado pasar una oportunidad de oro por miedo y luego te has lamentado. Apuesto a que más de una vez le has dado mil vueltas a una decisión poco importante pero te has mostrado tan inseguro/a que has llegado a perder los nervios. ¿Qué hay detrás de éstas situaciones? En una palabra MIEDO.

 

Hay muchas clases de miedo. De lo que hablaré en esta introducción es de hacer que le pongas cara. Lo que quiero es, que lo personalices y dejes de sentirlo como algo abstracto.

 

Si pudieras ver el viento, podrías ver tu miedo

Hay un tipo de miedo que se llama irracional. Y efectivamente, es un cúmulo de razonamientos irreales y de lógica dudosa que te empujan a sentir miedo. Luego, el miedo te empuja a actuar. El problema es que ese razonamiento que te hace sentir miedo no se ve a simple vista.

Al igual que el viento es invisible, los razonamientos que tu cabeza te da para tener miedo también lo son. ¿Entonces cómo identificarlos? 

Deja que te pregunte ¿por qué sabes tú que sopla el viento? “Pues porque lo siento en la cara, lo veo mover las hojas, los árboles etc” puede que respondas. Entonces, lo que percibes es el efecto que produce ¿verdad que sí? Esto del miedo es igual… percibes el efecto que producen esos razonamientos en tus emociones. El miedo se puede manifestar como pánico, ansiedad, inseguridad… y lo que hay debajo de todo eso, vuelvo a repetir son razonamientos ilógicos que alimentan tu miedo.

Quiero que veas tu miedo como algo real, ponle cara. Puede ser un animal feroz, una criatura legendaria… o alguna cosa de éstas:

 

Una vez le pongas cara a tu miedo será mucho más fácil tratarlo. Tienes que ver ese miedo como tu peor enemigo. Vive dentro de tí y nunca descansa. Siempre está listo para someterte a su voluntad. A partir de hoy tienes que empezar a plantarle cara. Tienes que hacerlo porque es él o tú. Pero la buena noticia es que tienes todas las de ganar. Desde mi experiencia te diré que los miedos se vencen con estrategia y esfuerzo.

No hay miedo que se resista ante una elaborada estrategia y una buena dosis de esfuerzo

El Consultor emocional

Así que lo primero que tienes que hacer es darle forma a tu miedo. Piensa en esa sensación desagradable que te causa el miedo y usa la imaginación para visualizarla como un símbolo. El motivo de hacer esto es porque entonces tu miedo dejará de ser una sensación abstracta y pasará a ser algo visual. Cada vez que te sientas así piensa en esa imagen.

Cuando lo consigas, estarás listo/a para seguir aprendiendo sobre ellos y terminar dominándolos.

 

Te interesa…

¿Qué harías si no tuvieras miedo?

“¿Qué harías si no tuvieras miedo?  Imagina qué harías ahora si no tuvieras ninguna consecuencia.” Esta frase la suelo repetir mucho a aquellos que me consultan sobre una situación que les angustia y seguidamente empiezan con los famosos “peros”; pero pasará esto,...

leer más

Las tres comidas favoritas de tu miedo

¿Y si te dijera que hay un "monstruo" al que llevas atado desde tu más tierna infancia? Hay un detalle más: ese monstruo puede crecer hasta el infinito o encogerse hasta alcanzar el tamaño de una hormiga. ¿Qué harías tú con semejante "regalito"? Te diré lo que yo...

leer más