Bienvenido al “Averno”… de tu mente

averno-mental

Averno era una palabra usada por griegos y romanos que significa “sin aves“. Al parecer existía cerca de la antigua ciudad de Cumas (Italia) un cráter bajo el lago llamado Averno. Los gases tóxicos que emanaba hacía que los pájaros evitasen el lugar. Se creía que era la entrada al inframundo, ese lugar que albergaba las “almas” de los “fiambres”. “¿Qué tiene que ver esto conmigo?” Ten un poco de paciencia. El caso es que había una clara diferencia entre el mundo de los vivos y el inframundo… lo más importante, había un modo de acceder a él.

Partes de la Consciencia

Con esta pequeña lección de mitología quiero que entiendas qué es el consciente, el inconsciente y el subconsciente. Son procesos mentales ubicados en diferentes áreas del cerebro y parece que todas están conectadas entre sí. Por ejemplo, se sabe que la mente emocional es tan poderosa que puede “secuestrar” a la mente lógica. Este efecto se ve en los llamados “crímenes pasionales”. Cuando se comete una infidelidad en la pareja, lo más normal es que la parte traicionada se llene de ira. Aunque la persona sepa que matar está mal y que esto le va traer consecuencias, esa mente emocional o subconsciente se impone a la mente lógica y la persona puede terminar cometiendo un asesinato. 

Lo que más te interesa de esto es que la mente lógica y la mente inconsciente pueden influir en la mente emocional.

Consciente

El consciente es como ese “mundo de los vivos”, el más visible. Es la capacidad de razonar, de hacer planes, de usar la lógica y tomar decisiones. Es la parte más visible e identificable de la consciencia. El diálogo interno que tenemos con nosotros mismos y que a veces nos sorprende cuando nos ponemos a “hablar solos”. Por cierto, para entender qué es la consciencia y la diferencia con la conciencia recomiendo visitar el blog “Los senderos del yo“.

Inconsciente

Digamos que el inconsciente está en la otra orilla del consciente. Esta zona controla procesos básicos como la respiración, los latidos del corazón o la sudoración. Además parece ser un almacén enorme de información.

Hay experimentos científicos en los que se puso a personas delante de una pantalla en color blanco. Entoces se hizo aparecer una imagen horripilante, apenas unas décimas de segundo, sin que la persona siquiera se diera cuenta a nivel consciente. Sin embargo estas imágenes causaron ansiedad en aquellos coballas humanos. Y ¿cómo ha pasado esto? 

La mente inconsciente sí ha registrado esa imagen horripilante porque ésta procesa la información que recibe de los sentidos mucho más rápida que el consciente. La parte inconsciente ha registrado y sacado una conclusión, comunicándose con la parte emocional (subconsciente). Así que al parecer, el inconsciente también piensa y saca conclusiones que afectan las emociones.

Lo que pasa es, que esa línea de pensamientos se encuentra muy oculta y  no suele ser fácil acceder a ella. Sí, ese es TÚ averno mental, una parte muy profunda de tu mente.

Subconsciente

A día de hoy se entiende como subconsciente a aquellas partes del cerebro que corresponden a las emociones. Dicho de otro modo, el subconsciente es aquella parte con la que sientes. Según ciertos estudios y mi propia experiencia, ésta parte emocional puede ser influida tanto desde el consciente como desde el inconsciente. Podríamos ponerla, imaginariamente, en medio del consciente y el inconsciente. Es muy importante controlar nuestras emociones porque bien usadas pueden potenciar todo lo que hacemos o por el contrario, destruirnos.

Ahora, lo siguiente que tienes que conocer es cómo controlar tus sentimientos, así que vamos allá.